David Trueba y José Sacristán ponen el broche de oro a una nueva temporada de los Encuentros con el Cine Español

Los Encuentros con el Cine Español que organiza la Diputación de Jaén desde hace más de dos décadas han cerrado hoy una nueva temporada con la presencia del director David Trueba y el actor José Sacristán, que se han desplazado hasta la capital jiennense para mantener un coloquio con el público sobre la película “Madrid 1987”. La diputada de Cultura

y Deportes, Antonia Olivares, ha recordado en la presentación de estos dos artistas que “es un auténtico broche de oro contar con David Trueba y José Sacristán para cerrar esta temporada, que nos va a dejar con ganas para volver después del verano, cuando se reanudará este programa de Encuentros con el Cine Español”.

La diputada de Cultura y Deportes ha repasado la trayectoria artística y la presencia de Trueba y Sacristán en Jaén con motivo de otras proyecciones incluidas en los Encuentros o en la Muestra de Cine Español Inédito en Jaén. Así, además de con “Madrid 1987”, David Trueba ya había estado presente previamente en la muestra con su ópera prima, “Soldados de Salamina”, en 2003, y después tomó parte en una mesa redonda de la VIII Muestra de Cine Español Inédito, aunque también ha participado en otras ediciones con alguna de sus cintas. De igual modo, Olivares ha rememorado la presencia de José Sacristán en Jaén, ya que también en 2003, en el marco de los Encuentros con el Cine Español, presentó su primer largometraje, “Soldados de plomo”. Sobre este intérprete, la diputada ha subrayado que “es uno de los grandes actores de nuestro país, cuenta con una dilatada filmografía repleta de grandes éxitos, y ha triunfado también en el teatro y en géneros tan difíciles como el musical”.

Respecto a la película que hoy han presentado, David Trueba ha reseñado que “la presentamos en Jaén en un día especial, porque hoy se ha publicado el guión junto al dvd del largometraje y también porque acabamos de conocer que la Academia de Cine ha galardonado con el premio González Sinde a Enrique Iznaola, el director de la Muestra de Cine Español Inédito en Jaén de la Diputación, un premio que distingue la labor de personas e instituciones en pro del cine español”. Al respecto, Trueba ha añadido que “creo que es un premio para Jaén, por la relación que hace años mantiene con el cine de nuestro país”.

Centrados en el largometraje, Trueba ha detallado “las dificultades que tuvimos para poner en pie esta historia que si ha salido adelante ha sido gracias al empuje de todos, empezando por los actores”, algo que le ha producido “mucha satisfacción, ya que uno hace las cosas para que lleguen a la gente, por eso hay que esforzarse y ser imaginativo para que los proyectos salgan adelante”. En cuanto al hilo argumental de la cinta, David Trueba ha contado que “la historia siempre estuvo en mi cabeza, es la de un periodista vocacional en una época en la que España acababa de entrar en el Mercado Común y la OTAN y parecía que habíamos entrado en la primera división europea”. “A un joven impertinente y lleno de esperanzas como era yo en esa época –ha puntualizado–, le sorprendía un poco que la sensación de satisfacción que parecía tener todo el mundo porque entendía que sólo habíamos subido el primer peldaño, estábamos en el inicio de la democracia y había que crearlo todo desde cero”. Este es el contexto en el que desarrolla un relato en el que “muchos de los protagonistas se mostraban incluso prepotentes, más pendientes de conservar su estatus quo que de construir un país”.

Por su parte, José Sacristán ha puesto el énfasis en “los gratos recuerdos que tengo de mi paso por Jaén, no sólo por el cine sino también por el teatro” y ha manifestado, igual que Trueba, que fue una satisfacción participar en esta película, “sobre todo porque es muy gratificante trabajar con gente joven, como puede ser el caso de María Valverde, por el nivel de confianza que los jóvenes depositan en ti, algo que me resulta rejuvenecedor”. En su opinión, en “Madrid 1987” los dos personajes protagonistas “en pelota picada y entre dos paredes, cuentan mucho más de esa época que en otras muchas historias del momento”. “Me parece una mirada luminosa la que tiene David Trueba sobre ese tiempo”, ha destacado Sacristán, quien ha valorado “sus 50 años en este negocio, en los que la diferencia entre lo que uno pensaba que podía ser y lo que está siendo no está del todo desencaminada”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies