Diputación custodiará el legado de Miguel Hernández para su catalogación por el IEG y su posterior exposición en Quesada

La Diputación Provincial de Jaén custodiará el legado del poeta alicantino Miguel Hernández, una labor que se centrará en la catalogación, estudio e inventariado de esta obra por parte del Instituto de Estudios Giennenses (IEG) de la Administración provincial con el objetivo de exhibirla posteriormente en un edificio anexo al Museo Zabaleta de Quesada, tierra natal de la mujer de

este poeta, Josefina Manresa. El presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Francisco Reyes, acompañado por el alcalde de esta localidad, Manuel Vallejo, ha firmado hoy un protocolo de colaboración con la familia de Hernández –su nuera, Lucía Izquierdo, y sus nietos, María José y Miguel– para la entrega a la Administración provincial de este legado, compuesto por 5.000 manuscritos, poemas, correspondencia, dibujos o primeras ediciones de libros, entre otros documentos y elementos personales de este poeta.

“Es una gran satisfacción para esta Administración provincial ser la encargada de la protección y conservación de la obra de este poeta universal”, ha remarcado Francisco Reyes, que ha señalado que a través de la catalogación de este legado se pretende “ir más allá del mero estudio de la obra hernandiana”. “La finalidad última de este trabajo de investigación que realizará la Diputación es la difusión y promoción cultural de la vida y obra de Miguel Hernández. Un poeta universal cuyo conocimiento debe ser también universal. Y nosotros, a través de este protocolo, queremos aportar nuestro granito de arena para contribuir a ello y hacerlo posible”, ha subrayado.

A partir de la firma de este protocolo, la Diputación de Jaén y la familia de Miguel Hernández trabajarán conjuntamente en un proyecto para potenciar culturalmente la obra de este poeta “con el objetivo de acercarla lo máximo posible a la ciudadanía”, ha apuntado Reyes. En concreto, en los próximos meses “queremos formalizar la constitución de una fundación en la que estará la familia, el Ayuntamiento de Quesada y la Diputación de Jaén, entre otras instituciones”, ha anunciado el presidente de la Corporación provincial, que ha apuntado que de forma paralela a la creación de esta fundación se trabajará en la investigación del legado, a través del IEG, y en la adecuación del espacio expositivo y de interpretación junto al Museo Rafael Zabaleta sobre la figura y obra de Hernández.

Asimismo, el presidente de la Diputación de Jaén ha agradecido a la familia del poeta “la total disponibilidad que ha tenido en cada momento, no sólo para la firma de este protocolo, sino también para el uso sin ninguna condición del poema “Andaluces de Jaén”, de Miguel Hernández”, que será adaptado como himno oficial de la provincia de Jaén en el marco de la conmemoración del Bicentenario de esta Administración provincial (1813-2013). “Esta disponibilidad ha permitido que los contactos iniciales del uso del poema acaben acogiendo en la provincia el importante legado de Miguel Hernández”, ha destacado Reyes.

Por su parte, la nuera de este poeta ha mostrado la satisfacción de la familia porque el legado permanezca a partir de ahora en la provincia jiennense. “Estamos encantados, emocionados y muy orgullosos de que la obra de Miguel Hernández esté donde lo quieren, aquí, en Jaén”. Lucía Izquierdo ha agradecido la disposición de la Diputación de Jaén y del Ayuntamiento de Quesada para el traslado del legado a la provincia jiennense y para la puesta en marcha de un proyecto cultural en torno al mismo. “Les presentamos el proyecto, que era el mismo que teníamos en Elche, y el presidente de la Diputación entendió rápidamente de lo que se trataba, vio que era un proyecto tan importante, tan hermoso, para Jaén, para Andalucía y para Miguel Hernández, que no nos dejó terminar. Dijo que con lo que había visto, que se lo quedaba”, ha relatado Izquierdo.

Asimismo, el alcalde de Quesada ha señalado que la exposición del legado se realizará en este municipio porque “era la localidad natal de Josefina Manresa, muy querida en este municipio, una localidad que ella también quería mucho”, ha apuntado para remarcar que “si importante fue la figura de Miguel Hernández, la de Josefina lo fue más, custodiando el legado a veces con su propia vida”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies