La implantación de POES en 49 ayuntamientos jiennenses permitirá el ahorro anual de 330.000 euros

Un total de 49 municipios jiennenses están implantando sus Planes de Optimización Energética (POES), un conjunto de medidas que tienen cómo objetivo disminuir el consumo energético de los ayuntamientos en dependencias municipales, así como en el alumbrado de las calles. La Diputación Provincial de Jaén, además de elaborar estos planes, ha destinado a través de su Fondo Extraordinario de Inversión

Municipal más de 1,5 millones de euros a cofinanciar con estos ayuntamientos la puesta en marcha de estas medidas. En total, estos 49 planes supondrán un ahorro económico anual de más de 330.000 euros en la factura energética de estos consistorios.

La diputada de Agricultura y Medio Ambiente, María Angustias Velasco, explica cómo “con este fondo seguimos apostando en tiempos difíciles por los ayuntamientos, para que continúen trabajando en medidas de ahorro y eficiencia energética, y ampliemos esa etiqueta medioambiental y verde que caracteriza a nuestra provincia”. Las medidas que se están llevando a cabo consisten en la sustitución de luminarias de sodio por otras LED o halogenuros metálicos, tanto en edificios públicos como en las calles, así como en la instalación de sistemas de telegestión del alumbrado público o de detectores de presencia en edificios públicos, entre otras actuaciones.

Además del ahorro económico, que permitirá amortizar las inversiones realizadas en un periodo medio de entre 6 y 7 años, estas medidas suponen el ahorro energético de 2.800.000 kilowatios hora y una disminución de las emisiones de dióxido de carbono de 2.125 toneladas, ambas cantidades contabilizadas de forma anual. “Sin duda, son medidas beneficiosas para el conjunto de la provincia, así como inversiones que mueven la economía provincial y que tienen un beneficio medioambiental para todos, además de un ahorro económico importante para las arcas municipales”, señala Velasco.

Los municipios que se han acogido voluntariamente a este Fondo Extraordinario de la Diputación, cuya aportación supone dos terceras partes de la inversión total, son Albanchez de Mágina, Alcaudete, Andújar, Arjona, Arjonilla, Baeza, Bailén, Begíjar, Bélmez de la Moraleda, Cabra del Santo Cristo, Cambil, Campillo de Arenas, Carboneros, Cárcheles, Castellar, Castillo de Locubín, Cazalilla, Cazorla, Chilluévar, Espeluy, Fuensanta de Martos, Fuerte del Rey, Frailes, Higuera de Calatrava, Hornos de Segura, Huelma, Jimena, La Guardia, Lahiguera, Larva, Martos, Mengíbar, Montizón, Navas de San Juan, Peal de Becerro, Pegalajar, Puente de Génave, La Puerta de Segura, Rus, Santa Elena, Santisteban del Puerto, Santo Tomé, Segura de la Sierra, Siles, Torredelcampo, Torreperogil, Torres de Albanchez, Vilches y Villarrodrigo. Estos consistorios deben asumir el coste restante de la puesta en marcha de estos Planes de Optimización Energética, un tercio del total, con lo que la inversión global ascenderá a 2,2 millones de euros.

Además de estas localidades, todos los ayuntamientos de la provincia disponen ya de su POE. Este trabajo consultivo realiza un estudio de la tarificación que los ayuntamientos tienen con las compañías eléctricas y recoge un plan de actuación en el que se incluyen diferentes propuestas a desarrollar, indicando además el coste de ponerlas en marcha y el tiempo que se tardaría en amortizar dicha inversión.

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies