Francisco Reyes asegura que la Diputación seguirá situando la igualdad en el centro de sus políticas de presente y futuro

El presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Francisco Reyes, y la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Purificación Gálvez, han inaugurado esta mañana las IV Jornadas “La igualdad por ley y por derecho”, que están dedicadas al tema de la violencia institucional. En este acto, al que han asistido más de un centenar de personas y en el que

también ha estado presente la diputada de Igualdad, Yolanda Caballero, el máximo responsable de la Administración provincial ha asegurado que “en la Diputación apostamos por seguir situando la igualdad en el centro de nuestras políticas de presente y en los proyectos de futuro”, una igualdad que Reyes entiende “en mayúsculas, para todos y para todas”, y que ha extendido a todos los ámbitos y a toda la ciudadanía de la provincia, “independientemente del lugar en el que viva cada persona”.

Estas jornadas, organizadas por la Corporación provincial en el marco de la celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, se dividen en dos sesiones: en la primera, que se desarrollará a lo largo de esta mañana, se está debatiendo sobre el derecho de la mujer a decidir en el terreno sexual y reproductivo y también acerca de cómo está afectando la crisis económica a las políticas de género; y en la segunda, que tendrá lugar el próximo martes, 27 de noviembre, se abordará la cuestión de los jóvenes, sus relaciones amorosas y la perversión de los mitos. Sobre todos estos aspectos han hablado tanto Gálvez como Reyes, quien ha puesto el acento en que “la situación económica actual y la grave crisis que padecemos sirven de justificación errónea en demasiadas ocasiones para acometer recortes por parte de las administraciones públicas”, unos recortes que, en su opinión, “están favoreciendo las diferencias sociales y el debilitamiento de las políticas de igualdad, que terminan por quedarse en meras intenciones sin dotación para ejecutarlas”.

Frente a esta línea de actuación, Reyes ha defendido la apuesta del equipo de Gobierno de la Diputación por aplicar la igualdad a todas sus políticas, como se ha puesto de manifiesto con la reciente aprobación del II Plan de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres para el mandato 2012-2015. Este documento incluye “más de 80 medidas y ha contado para su elaboración con la participación de los ayuntamientos, técnicos de servicios sociales y colectivos y asociaciones que conocen de cerca la lacra de la violencia de género y del machismo”, ha subrayado el presidente de la Administración provincial, quien ha puntualizado que con este plan, que “lejos de quedarse en buenas intenciones, cuenta con una dotación presupuestaria de 300.000 euros, queremos hacer de la igualdad legal una igualdad real y efectiva, impulsando políticas transversales desde la perspectiva de una discriminación positiva”.

Por último, Francisco Reyes ha recordado que esta semana en la que conmemoramos el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres “debe remover nuestra conciencia, pero la educación y la prevención han de impregnar cada acción, cada actitud, porque ésta debe ser una tarea constante y continua”. Fruto de esta idea es el Plan de Sensibilización contra la violencia hacia las mujeres que “esta Diputación desarrollará con diversas actividades programadas para lo que queda de año, con especial atención al colectivo juvenil”, ha señalado el presidente de la Administración provincial, quien ha llamado la atención sobre “la existencia real de un repunte del machismo entre los jóvenes”.

Por su parte, Purificación Gálvez ha centrado buena parte de su intervención en este acto inaugural en defender la consolidación de los derechos que las mujeres han conseguido a lo largo de mucho tiempo. “Ha sido la lucha de muchas mujeres la que nos ha permitido alcanzar los derechos hoy logrados, derechos que hoy, con la excusa de la crisis económica, estamos perdiendo las mujeres, y esto no debemos consentirlo, la crisis no puede ser la excusa para retroceder en derechos y en libertades”, ha destacado la delegada del Gobierno andaluz en Jaén.

Por el contrario, la Junta de Andalucía, según Gálvez, “entiende que la crisis ha de ser un acicate para seguir luchando por consolidar y mantener esos derechos, que en algunos casos son las mismas reivindicaciones de siempre, pero en otros se trata de luchar por los derechos de las mujeres inmigrantes, las sometidas a violencia de género, las que tienen algún tipo de discapacidad”. Para todas ellas y el resto del colectivo femenino, desde la Administración andaluza “seguimos reclamando la consolidación de estos derechos, la sexualidad, la maternidad, el trabajo en igualdad de condiciones, la eliminación de la discriminación en el salario, en el empleo, en el acceso a puestos de responsabilidad o en el control de nuestro propio cuerpo”, ha concluido la delegada del Gobierno andaluz.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies