Viribay disecciona la obra y la época en la que vivió el pintor Cristóbal Ruiz en su discurso de ingreso al IEG

Miguel Viribay Abad es desde esta noche oficialmente consejero de número del Instituto de Estudios Giennenses (IEG) de la Diputación, después de que haya pronunciado su discurso de ingreso, que ha versado sobre la obra y la época en que vivió el pintor natural de Villacarrillo Cristóbal Ruiz Pulido. El presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, ha participado

junto a la diputada de Cultura y Deportes, Antonia Olivares, el gerente del IEG, Marcelino Sánchez, y el consejero director de este instituto, Pedro Galera, en este acto en el que ha puesto de manifesto la idoneidad de este organismo autónomo para hacer aflorar temas que interesan a todos los jiennenses.

Reyes ha felicitado a Viribay por su incorporación "oficial" al IEG, ya que lleva dos decenios colaborando con este centro investigador, y ha subrayado que con el estudio que ha realizado sobre Cristóbal Ruiz "se hace justicia a uno de los mejores pintores de Jaén, que no es tan conocido entre sus paisanos como se merece". En este sentido, ha reivindicado la labor que realiza el Instituto de Estudios Giennenses, que como en este caso es un "instrumento idóneo" para sacar a la luz el "gran talento que prolifera por todos los rincones de nuestra provincia".

Tanto Miguel Viribay como Pedro Galera, que ha sido quien se ha encargado de contestar al discurso de ingreso, han incidido en la calidad de la obra de Cristóbal Ruiz, al que han definido como uno de los mejores pintores de la provincia, pero también de los menos conocidos para los jiennenses. Este artista villacarrillense, que murió exiliado en México hace medio siglo, destacó por su "equidistancia entre el luminoso mundo del Mediterráneo pintado por Joaquín Sorolla y el umbroso mundo de José Gutiérrez Solana", según refleja en su estudio Viribay.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies