Francisco Reyes defiende el papel de las administraciones públicas como garantes del Estado del Bienestar en el Congreso de Secretarios, Interventores y Tesoreros locales

El presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Francisco Reyes, ha destacado la importancia de las administraciones públicas como garantes del Estado del Bienestar durante la apertura del II Congreso del Colegio de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Administración Local (Cosital), que se celebra en el Palacio de Jabalquinto de Baeza con la participación de miembros de este colectivo

procedentes de toda Andalucía, un acto en el que también han participado esta mañana el alcalde de Baeza, Leocadio Marín, y el delegado del Gobierno de la Junta en Jaén, Felipe López.

En su intervención, Reyes ha incidido en que de las diferentes administraciones, la local es “la más cercana al ciudadano, y precisamente por este motivo, una de las piezas más importantes de la arquitectura administrativa del Estado de Bienestar”. En este sentido, ha subrayado que el papel que realizan los ayuntamientos y sus empleados públicos “es el primer eslabón de una gran cadena que, es cierto, a veces puede ser demasiado compleja para el ciudadano, que en definitiva es la razón de ser todo lo público”. Por eso, ha apuntado que la línea de acción que se debe seguir en estos momentos en que se está reflexionando sobre el papel de la administración es la de conseguir “una mayor optimización de los recursos de los que disponemos para ser más útiles al ciudadano y por tanto a la sociedad, y para seguir siendo una pieza clave, como hasta ahora, en el Estado de Bienestar”.

En su defensa del papel de las administraciones públicas, el presidente de la Diputación ha puesto de manifiesto que “cuando miramos a los servicios públicos y los hacemos en cierto modo culpables de esta crisis, estamos siendo muy injustos, aunque sea cierto que la coyuntura global nos obligue a todos a realizar una reflexión”. Así, en su opinión, “cuando queremos mejorar, no debemos cambiar aquello que funciona bien y plantear la optimización de los recursos o poner encima de la mesa reflexiones que miran al futuro con ambición y proyección”, porque los servicios que son pilares del Estado del Bienestar como la salud, la atención social y la educación al alcance de todos “no han sido los causantes de la crisis que ha sacudido el sistema económico”, ha apuntado Reyes.

En este sentido, ha abogado por la necesidad de reflexionar sobre el papel de las administraciones públicas, buscar alternativas y soluciones. Así, ha puesto de manifiesto como la nueva Ley de Autonomía Local de Andalucía (LAULA) impulsada por la Junta de Andalucía es una normativa “que está a la vanguardia” y con la que se ha dado “un paso importantísimo para abrir el camino a un nuevo modelo local y un paso fundamental hacia el municipalismo”. La LAULA ofrece un papel fundamental a las diputaciones provinciales estableciendo “un marco normativo para que éstas garanticen el ejercicio íntegro de las competencias municipales y la autonomía de los municipios”, ha apuntado Reyes. En esta línea, ha remarcado la importancia que tiene la Diputación en una provincia como la jiennense –en la que 91 de los 97 municipios son menores de 20.000 habitantes– para la prestación de servicios a los ciudadanos como el abastecimiento de agua, la recogida de residuos, el servicio de ayuda a domicilio o la recaudación de impuestos, entre otros. “El papel de la Diputación es fundamental política y administrativamente hablando”, ha resaltado. Por ello, “en este nuevo mandato hemos dado un paso más otorgando un protagonismo político y administrativo a la asistencia a municipios de forma transversal en todas las áreas de Gobierno de la Administración provincial”, ha recordado Reyes.

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies