Los Encuentros con el Cine Español de la Diputación regresan a las pantallas jiennenses con “No habrá paz para los malvados”, de Enrique Urbizu

El director Enrique Urbizu, con su última película “No habrá paz para los malvados”, ha sido el protagonista de los “Encuentros con el Cine Español” de la Diputación de Jaén, que hoy han regresado de nuevo a las pantallas jiennenses. La diputada de Cultura y Deportes, Antonia Olivares, ha presentado junto a este realizador este largometraje, que cuenta en

su elenco con José Coronado, Rodolfo Sancho, Juanjo Artero o Helena Miquel, entre otros actores destacados del panorama cinematográfico español.

Como novedad, este programa, que cumple este mes de noviembre 20 años, se traslada a los Multicines La Loma de Jaén capital, tras el cierre del Cine Cervantes. “Hemos tenido que buscar una ubicación alternativa, se han estado valorando distintas posibilidades y nos hemos decidido por estos multicines porque nos ofrecía más garantías para una proyección óptima y de calidad y porque con el aparcamiento se facilita la asistencia de más gente”, ha explicado la diputada de Cultura y Deportes, que ha agradecido a Urbizu estar presente en esta nueva cita con el cine español coincidiendo con el vigésimo aniversario de este programa. “Prácticamente la trayectoria de Urbizu ha ido paralela a los Encuentros, ya que él estuvo en Jaén en 1991 con “Todo por la Pasta” y ya se vislumbraba que se convertiría en una de las firmes promesas del cine español”, ha apuntado Olivares.

Junto a estos largometrajes, Urbizu ha traído al cine español películas como “La caja 507” o “La vida mancha”. Además de dirigir y ser guionista, ha sido vicepresidente primero de la Academia de Cine y jefe de dirección en la Escuela Cinematográfica de Madrid (ECAM). Respecto a su último largometraje, “No habrá paz para los malvados” –que se proyecta hoy a partir de las 20.30 horas en los Multicines La Loma– este director bilbaíno ha mostrado su satisfacción por la buena acogida que ha tenido de crítica y público, a pesar de ser cine negro. “No es precisamente una película fácil para el espectador, es dura, áspera, muy divertida y aspira a conectar con la gente”, pero “nos ha permitido saber que podemos continuar haciendo cine negro y que la taquilla nos va a responder”.

Urbizu ha recalcado las posibilidades que ofrece este género “que entraña bastante riesgo para los cineastas” y al que ha definido como “apasionante, cercano a la realidad y que sirve para contar lo que normalmente no se nos cuenta”. En este sentido, “No habrá paz para los malvados” está construida “en torno a las preguntas que nos hacemos como ciudadanos normales de cómo es posible que sucedan cosas como el 11-S, el 11-M o los atentados de Londres, qué es lo que falla en nuestra gestión y en la seguridad colectiva”, ha señalado este realizador. Las peripecias del personaje de Santos Trinidad, que encarna José Coronado, son los elementos que utiliza este director para trasladar a la ficción “las apetencias narrativas en torno al 11-M”, con la ventaja de que la ficción “te permite ir más allá de lo real, reconvertir los hechos reales y hacerlos interesantes para el espectador”. “Eso es lo que hace la película, coger los hechos reales, convertirlos en ficción y hacer que vayas a casa con la mosca detrás de la oreja”, ha recalcado Urbizu.

De esta forma, “No habrá paz para los malvados” pretende captar de forma continua la atención del público, a través de un “lenguaje cinematográfico con el espectador, que debe analizar la totalidad del fotograma y ver las pistas de esta película”, ha apuntado este director, que ha mostrado su satisfacción por haber contado con José Coronado en este largometraje. “Ha hecho un trabajo estupendo, ha acabado componiendo un gran espectáculo cinematográfico y consiguiendo con este personaje que te olvides de Coronado y que sólo veas a Santos Trinidad”. 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies