El 80 % de las solicitudes a la Junta Arbitral de Consumo en 2011 son del sector de las telecomunicaciones

La Diputación Provincial de Jaén gestiona la Junta Arbitral Provincial de Consumo, un sistema alternativo a la jurisdicción de los tribunales con el que solucionar las controversias surgidas entre consumidores, usuarios y profesionales. Este servicio, además de ser gratuito, implica una mayor agilidad y comodidad tanto para consumidores como para empresas y entidades reclamadas, que con su adhesión a

este sistema –que se visibiliza con un distintivo en los establecimientos– se comprometen a acometer las decisiones tomadas por la Junta Arbitral. De entre las actividades que más figuran en estas solicitudes de arbitraje se encuentran las telecomunicaciones, que han estado en el 80 por ciento de los procedimientos admitidos.

En el marco del Día Mundial del Consumidor, que se celebra el 15 de marzo, el diputado de Servicios Municipales, Francisco Huertas, valora “la utilidad que tiene este servicio público para la ciudadanía jiennense, que puede defender sus derechos a través de él”. Durante el año 2011, esta Junta ha resuelto más de 400 solicitudes, lo que supone un incremento de un 40 por ciento con respecto al año anterior.

Del total de solicitudes resueltas, 195 han visto la solución a través de un acuerdo entre las partes y 214 mediante un laudo –decisión dictada por la Junta Arbitral–. Estos procedimientos son resueltos por un árbitro unipersonal o colegiado que es designado por los presidentes de estas juntas territoriales a propuesta de las asociaciones de consumidores o usuarios. Además de las telecomunicaciones (telefonía fija, móvil e internet), otros sectores como la electricidad, el abastecimiento de agua o las agencias de viaje también se encuentran entre las materias objeto de desacuerdo.

Ya son más de 3.200 entidades –entre empresas y profesionales, asociaciones empresariales y de consumidores y usuarios– las que se encuentran adheridas al sistema, 84 de ellas incorporadas durante el último año. “La incorporación a esta Junta Arbitral Provincial de Consumo es la visibilización de un compromiso con la calidad, por lo que añade una garantía a los servicios que las empresas prestan”, explica Huertas.

Actualmente, la Diputación está trabajando en la descentralización de esta Junta Arbitral, un proceso con el que se trasladarán las audiencias de mediación arbitral a los municipios que por su número de solicitudes justifiquen esa medida. De esta forma, “conseguimos acercar este servicio a las localidades de la provincia y así fomentar su uso”, señala el diputado de Servicios Municipales.

Además de la Junta Arbitral Provincial de Consumo, la Diputación también impulsa el Departamento de Orientación e Información al Consumidor, desde el que se asesora a consumidores y usuarios de las vías adecuadas para canalizar sus dudas, quejas o reclamaciones. Esta oficina, que ha atendido en el año 2011 más de 3.000 consultas –más de 2.000 formuladas de forma telefónica–, ha triplicado desde el año 2007 el número de atenciones realizadas.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies