Mayores de 140 municipios y poblaciones jiennenses toman parte en los 31 programas de envejecimiento activo de la Diputación

La Diputación de Jaén ofrece un año más al colectivo de personas mayores de la provincia la posibilidad de participar en alguna de las actividades, programas y talleres dirigidos a facilitar un envejecimiento activo de la población. Así, a través de los 14 Centros de Servicios Sociales que tiene repartidos por la provincia, mayores de 140 municipios menores de

20.000 habitantes y de otros núcleos de población tienen la posibilidad de tomar parte en un total de 31 programas, entre los que se encuentran estimulación de la memoria, autoestima, risoterapia, yoga, pilates, fisioterapia en el agua, senderismo, teatro, bailes de salón, juegos de mesa, manualidades o elaboración de jabones, entre otros muchos.

La diputada de Igualdad y Bienestar Social, Sofía Nieto, subraya que “el proceso de envejecimiento no debe entenderse como sinónimo de decadencia ni convertirse en un obstáculo para que las personas mayores puedan seguir desarrollando su actividad cotidiana, de ahí que desde la Diputación ofrezcamos todos los años una serie de talleres y programas con el fin de que la población mayor pueda estar activa y mantener su cuerpo y su mente en una situación saludable que prevenga una posible dependencia futura”. En esta línea, las actividades que se proponen “buscan fomentar un envejecimiento activo, que suponga mantener la autonomía y la independencia, y, en definitiva, la calidad de vida de nuestros mayores”, explica la diputada, por lo que la participación en estos programas “contribuye al bienestar físico y mental de este colectivo para el que también es muy importante el cuidado de la alimentación y la participación social”.    
 
Estos programas, que se desarrollan a través de los 14 Centros de Servicios Sociales de la Diputación y cuentan con la colaboración de los municipios menores de 20.000 habitantes, pretenden potenciar los tres pilares del envejecimiento activo: el bienestar físico, mental y social, que se resume en una mejor salud; la participación en la sociedad de acuerdo con las necesidades, capacidades y deseos de las personas mayores; y, por último, la seguridad y la protección. “Si se quiere hacer del envejecimiento una experiencia positiva, favoreciendo una vida más larga y satisfactoria, es imprescindible que se cumplan estas tres premisas, y estamos convencidos de que con las actividades culturales y de ocio, talleres y programas de prevención, atención y apoyo que cada año desarrollamos estamos contribuyendo a que nuestros mayores estén más contentos con su vida”, apostilla la diputada de Igualdad y Bienestar Social.
 
Los 31 programas que se ofrecen son los siguientes: estimulación de la memoria, estimulación cognitiva, autoestima, sexualidad, cuidado de la imagen, risoterapia, conciliación del sueño, yoga, taichí, reflexología, pilates, fisioterapia, fisioterapia en el agua, movilidad articular, reeducación postural, gimnasia de mantenimiento, gimnasia terapéutica, gimnasia en el agua, actividades al aire libre, senderismo, informática, lecto-escritura, teatro, rondalla, bailes de salón, sevillanas, juegos de mesa, manualidades (pintura, corte y confección, bolillos, labores, etc.), cocina, elaboración de jabones y plantas aromáticas. En total, durante el pasado año estos cursos registraron cerca de 5.300 participaciones, “lo que da una idea de la gran aceptación que estas iniciativas tienen entre nuestros mayores, a lo que se suma el elevado grado de satisfacción que muestran los usuarios que toman parte en estos programas”, concluye Sofía Nieto.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies